Buscar en este blog

jueves, 6 de julio de 2017

Escudo de monseñor Mariano Pérez

La imagen que abre esta entrada, hallada en la Red, muestra un recuerdo con motivo de las Bodas de Plata episcopales de monseñor Carlos Mariano Pérez, primer Obispo de Comodoro Rivadavia (desde 1957 hasta 1964) y segundo Arzobispo de Salta (desde 1964 hasta 1984).

Nacido en 1907 en la provincia de Buenos Aires, Pérez  hizo sus estudios en instituciones de la obra de Don Bosco en Bahía Blanca y en otras localidades bonaerenses; más tarde ingresó en la Congregación Salesiana, y fue ordenado sacerdote en Turín en 1933. En la Argentina, ocupó diversos e importantes cargos en su Congregación,  hasta que en 1957 el papa Pío XII lo nombró primer Obispo de Comodoro Rivadavia, diócesis creada el 11 de febrero de ese año. 

Mariano Pérez fue ordenado en la fecha que se ve en la estampa y tomó posesión de su sede el 6 de julio siguiente:  hace ahora 60 años.

El Beato Pablo VI lo trasladó como Arzobispo de Salta en 1964; en esa Arquidiócesis gobernó durante 20 años. Apenas catorce meses después de cesar como Arzobispo de Salta, falleció en el día de la Anunciación de 1985.

Nos concentramos ahora en su escudo episcopal:


Partido de azur-celeste y blanco, los colores nacionales y de la Virgen.

En el primer campo de azur-celeste, una azucena de plata: una obvia referencia a la Virgen María. Pero en la versión que vemos más abajo, del libro "Obispos de la Argentina", de Batres, la flor asume otros colores.

En el segundo campo, de plata, una torre de extracción de petróleo, de sable. Como en el caso de su sucesor en la sede de Comodoro Rivadavia, ese símbolo hace referencia a la principal actividad económica de la ciudad.


Sobre el eje vertical que parte los campos, un Corazón de Jesús surmontado de una Cruz latina, todo de su color, y en punta el monograma AM  - Ave María- siendo la A de un esmalte indefinido y la M de oro. Los esmaltes cambian en la versión que vemos a la derecha: la Cruz es gris, las letras son ambas de oro.

Los ornamentos exteriores son los propios de la condición episcopal.

Respecto del lema episcopal, "Animas quaerere", además de evocar el famoso lema de Don Bosco ("Da mihi animas caetera tolle"), se encuentra presente en la Oración Colecta de la fiesta del santo:
Deus, qui beátum Ioánnem presbyterum adulescéntium patrem et magístrum excitásti, concéde, quaesumus, ut, eódem caritátis igne succénsi, ánimas quaerere tibíque soli servíre valeámus. Per Dóminum.
Así vertido (con cierta libertad) en la versión argentina (de 1981) del Misal Romano:
Señor, que elegiste al presbítero  san Juan Bosco               para que fuera  padre y  maestro de la juventud,concédenos que,  animados por el mismo fuego en la caridad, busquemos la salvación de nuestros hermanos y vivamos entregados a tu servicio.
(Otras traducciones traen: "que busquemos el bien de las almas"; el Misal de Azcárate traduce "podamos ir tras las almas", y hay otras versiones similares).



No podemos hacer más que estas hipótesis respecto de este escudo episcopal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario